A los abogados nos juraron que nos iban a dar «salvoconductos». Mentira

By | 17/05/2020

A los abogados nos juraron que nos iban a dar «salvoconductos». Mentira. No hay tal.
Para conseguir uno, hay que hacer un trámite en el que nos exigen hasta el tipo de sangre de nuestro gato.

A los abogados nos obligan a comprar un pen drive que al por mayor no cuesta más de 3 dólares pero esa cosita a nosotros nos la quieren vender en CINCUENTA DÓLARES. Que sin eso casi que no se puede ejercer.

A los abogados nos humillan de todas las formas posibles. Los letreros de «no se necesita abogado para ningún trámite» en las dependencias judiciales durante el correismo estaban por todos lados y en el morenismo…también.

Hoy, hay un número reducido de colegas que tienen grandes oficinas y que han logrado acaparar gracias a su exposición en programas de chismes a todos los clientes. El resto, sin recursos, pasa realmente miles de necesidades. Viven en condiciones de pobreza extrema, les sobra deseo de trabajar decentemente pero nadie los capacita, nadie los actualiza, nadie les da una mano para poder ejercer y ganarse el pan diario. Mientras eso sucede, hay sujetos implicados en delitos enormes que se sirven de abogados gratuitos lo cual hace años implica una COMPETENCIA DESLEAL que perjudica abiertamente a los colegas en libre ejercicio.

A los abogados débiles los usan en cada elección para los Colegios. Mientras un grupo de COJUDOS con suerte pasan la cuarentena sacandose los uñeros de las patas en sus mansiones, a otros los invitan entre pompos y platillos a darles «fundas de alimentos» y más gastan los colegas en el taxi, exponiendo sus vidas para que les terminen dando dos guineos. Una burla sin nombre.

Es el momento de que aparezca una NUEVA DIRIGENCIA GREMIAL, es momento de crear, siguiendo la experiencia de queridos amigos franceses que nos están asesorando, el SINDICATO DE ABOGADOS DEL ECUADOR, una verdadera organización gremial que nos permita organizarnos y movilizarnos por nuestros derechos, por la creación de un fondo social de ayuda al menos para nuestros hermanos que están en la tercera edad, abandonados a su suerte.

Somos el segundo gremio con más muertos por COVID del país. La mayoría de nuestros colegas murió sin ayuda médica. Muchos se infectaron en el proceso electoral para renovar el directorio y no tuvieron la delicadeza de enviarles ni siquiera un ramo de flores a sus deudos. Colegas tan queridos se fueron en medio de un silencio total de «los dirigentes», que creen que su función es organizar borracheras y picaditas de pelota y en base a eso cuadrarse en el gobierno de turno. No señores, esto no es así.

Hoy, se están ROBANDO el país en peso, la corrupción, los sobreprecios de hasta el 9000% en insumos médicos y alimentos saltan por todos lados y no tenemos un gremio que realmente se pronuncie frente a tanta ausencia total de verguenza. La gente se muere de hambre, literal, y entre ellos, miles de abogados, y no existe un solo dirigente que diga una sola palabra. No les interesa, lo único que toda la vida les ha importado es poner sus gordos y jugosos culos llenos de almorranas en la función judicial o en la ejecutiva. Nada más.

El SINDICATO DE LOS ABOGADOS DEL ECUADOR, es una aspiración que no puede esperar más. Este año debemos salir y ser la verdadera instancia de debate de los de a pie, de los que ejercemos, de los que todos los días salimos a trabajar no de un grupo de sapos que hace años viven empotrados en gremios que no tienen NADA de democráticos.

-Pedro Granja

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *